abril 06, 2012

Jesús, el Ultimo Semidiós
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


Ilustración de Galería de Onno Knuvers (http://www.flickr.com/photos/onnoknuvers/2345205704/)

Si lo pensamos, al igual que Perseo, Hércules, Ulises, Teseo y otros héroes de las leyendas griegas, Jesús también habría nacido de la unión de un Dios y una mortal. Como los otros semidioses tiene habilidades sobrenaturales por un lado y las debilidades de cualquier mortal por el otro.

Jesús también tiene una serie de aventuras venciendo demonios, caminando sobre el agua, resucitando muertos, multiplicando alimentos, transformando sustancias, etc.

Los otros semidioses habitualmente son famosos por su valentía al enfrentarse con terribles bestias, ya sea usando la armas mágicas, su super fuerza o su ingenio. Jesús por su lado rara vez usó la violencia durante sus aventuras, excepto cuando se molestó y expulsó a los comerciantes instalados en el templo de Jerusalén derribando mesas y puestos de venta. Ni imaginar como se irritaría con el enriquecimiento que logran los inescrupulosos en nuestros tiempos aprovechándose de la fe de los creyentes.

En general la gran diferencia de Jesús con los otros semidioses es que sus aventuras no son extremadamente fantásticas y no involucran la lucha contra monstruos, si no que se centran en dejar enseñanzas con contenidos espirituales y éticos. Bueno de todas maneras las aventuras de los semidioses antiguos también tienen segundas lecturas y simbologías esotéricas.

Una de las mayores gracias de las aventuras de Jesús, es que pueden ser imitadas por cualquier mortal y no necesitan superpoderes, Jesús es entonces es el más mortal de los semidioses, y por lo tanto más cercano a los mortales.

Sus enseñanzas además, sobre todo la de la parábolas son verdaderas lecciones de ética y guías para conducir mejor nuestras vidas. Por ejemplo las parábolas de los talentos o de diez vírgenes, además de tener un significado espiritual, también se pueden aplicar a la vida cotidiana y aconsejarnos que siempre debemos estar preparados para cualquier situación y no desperdiciar las virtudes que nos da la vida.

Si Jesús cobrara copyright por su su biografía y parábolas se haría rico pues muchas de ellas han sido base para libros, películas, impresos, música, etc, ya sea en forma directa relatando sus aventuras, o en forma indirecta utilizando la simbología y mensajes de las mismas.

En fin, personalmente me da lo mismo si es dios, semidiós o mortal, o que haya existido o no. Me quedo con sus enseñanzas que reitero, para mi significan una guía para sacarle un mejor provecho a nuestras mortales vidas.

1 comentario:

Rosana Lorca dijo...

BUENISIMO EL PARRAFO ;)