julio 08, 2015

El Petroglifo o Namuncura de Río Bueno
Compartir en FacebookComparte este enlace en Facebook


En las afueras de Río Bueno existe un monolito que es conocido localmente como el Petroglifo de Río Bueno, poco conocido a nivel nacional y al parecer hay muy poca preocupación por conservarlo. Se encuentra además ubicado en la cerca de la morada de Kintuante, lugar que será inundado para construir una hidroeléctrica, lo que implicaría perder valioso material arqueológico.

Motivado por que en diciembre de 2012 se dio a conocer en los medios de comunicación la aparición de un supuesto Moai Chilote, me fui en su búsqueda, la cual describo en otro artículo titulado «En Busca del Moai Chilote». Producto de esta búsqueda me puse a buscar información sobre este hallazgo en la red y llegué a al blog Geografía Sacra, donde lo comparan con un monolito descrito por Oscar Fonck en su libro Construyamos Arcas. Recordé que ese libro lo había leído de adolescente por que me lo prestó mi amigo Celso Bahamonde, quien tenía varios libros de ese investigador chileno.

Debo hacer notar que Oscar Fonck por sus investigaciones y libros vendría a ser el Erich von Däniken chileno. Lamentablemente no es muy conocido en la actualidad.

Logré conseguir el libro Construyamos Arcas de Oscar Fonk, y en el segundo capítulo describe el monolito. Al final de este artículo transcribo toda la sección del capítulo donde Fonck habla del Namuncura.

Según Fonck por los azares de la vida se enteró que en Río Bueno, en el fundo de los Duharte se encontraba este monolito que mediría como 3,5 m. de largo y 1.8 m. de alto, y que denominó Namuncura (pie de piedra en mapudungún), pues según él tendría forma de pie.

En el 2012 tenía contacto con Patricio Palma, estudiante de Ingeniería en Computación de la Universidad Austral de Chile, quien es oriundo de Río Bueno, y le pregunté si sabía sobre el monolito. Patricio me contó que cuando era más niño salía a andar en bicicleta y en el camino hacia Lago Ranco se podía llegar sin mayor dificultad hasta el lugar donde se encuentra el monolito, pero que estaba en un campo que era privado. Quedó en que le iba a preguntar a sus papá si sabía más. Pasó el tiempo y Pato se olvidó de responderme.

Pasaron los años y en abril de 2014, le conté a mi polola de aquel entonces, Angélica Ruiz, que hace tiempo tenía ganas de encontrar al Namuncura. Como ella tiene parientes por Río Bueno, me dijo que me podía acompañar. Nos fuimos entonces a Río Bueno, y preguntamos en un negocio a una señora si conocía el Namuncura. La señora me quedó mirando y me di cuenta de que ese nombre no le sonaba para nada.

Tras describirle lo que buscaba, nos dijo que lo yo podría estar buscando era el Petroglifo de Río Bueno. Nos dijo que no era difícil llegar, pero nos metió un poco de miedo, diciendo que podría ser peligroso ir solos a ese lugar, y que sería mejor ir en Taxi, claro que el taxi nos tendría que esperar en el camino, y que igual tendríamos que bajar solos hasta el río.

Quedamos con la duda, así que después le preguntamos a otra persona, la cual nos dijo que no era peligroso, que que tomáramos el bus camino a Lago Ranco y nos bajáramos donde los Garay. Así lo hicimos y tras recorrer unos senderos llegamos a una casa donde nos indicaron seguir caminando hacia unos pinos para encontrar el misterioso petroglifo.

Al irme acercando al lugar tuve sensaciones encontradas, por un lado me emocionaba encontrar algo que hace tiempo andaba buscando, pero al verlo en persona me dio pena ver que se encontraba abandonado. Podría ser que haya sido movido desde su posición original, y pareciera de que lo quebraron durante esta supuesta maniobra, pues tomando como referencia el dibujo de Fonk como que le faltaba un pedazo.

Fonk en el libro describe con detalle el monolito. A continuación comento los que el menciona:
  • Fonck dice que el monolito tiene 3 círculos coronados por 5 semiarcos cada uno, y que representaría un rostro humano. A mi no me pareció una cara, a menos que fuese un ser con 3 ojos.
  • En la parte posterior el investigador describe unos dibujos tipo jeroglifos, pero el paso del tiempo los ha gastado tanto que si no fuese por el relato del investigador, uno no se daría cuenta que alguna vez existieron. Estos dibujos según la descripción corresponderían a un pájaro con las alas abiertas y otras figuras que insinuarían jeroglíficos.
  • Fonck dice que atrás del monolito hay otra piedra plana donde estarían marcadas unas huellas. Lo único que encontré fue una piedra que uno de sus lados tenía como una marca que podría ser un pie, y tiene estrías como las que deja un neumático. Como lo más probable es que el monolito haya sido movido de su posición original, esta otra piedra debe estar en cualquier lado. Sin embargo justo detrás de él hay una cavidad en el suelo que podría asemejarse a una pisada.
  • En el libro se menciona que el monolito está montado sobre una losa, pero de eso nada vi, por como ya dije si es que que fue movido de su posición original no sabemos si existió o no la losa.
  • Fonck dice que este monolito escondería una tumba bajo él, pero no lo comprobó. Si fue así, por lo menos a simple vista no se ve que haya algo más debajo.

Respecto al nombre Namuncura, que Fonk asegura es un término utilizado por los "Araucanos" (término con que los españoles aglutinaron a todos los indígenas, pero que cuya origen mapuche es dudoso) para referirse a este tipo de monumentos, y que significa Pie de Piedra. No se cual será su fuente, pues de partida a todas las personas que le pregunté sobre el tema en Río Bueno, no les sonó para nada el término Namuncura, y como digo más arriba lo conocen como el Petroglifo de Río Bueno o Petroglifo. En algunos estudios que encontré en la red se le denomina como Petroglifo de Cachillahue, que es lugar donde se ubica (y que significaría en Mapudungún lugar de trigo, pues hue significa lugar y cachilla es una deformación de Castilla, que era de donde provenía el trigo que recibieron los mapuches).

Los libros de Fonck son muy interesantes, pero me da la impresión de que suele sacar conclusiones a partir de premisas de la cuales el se auto convence. Muchas veces trata de hacer coincidir sus conclusiones hasta con las creencias del cristianismo. Al parecer suele como decimos los chilenos, irse en la volá, por ejemplo no se de dónde saca la interpretación de las 3 huellas que estuvieron tras el monolito serían un mensaje divino (ver transcripción del texto del libro más abajo). Sin embargo al igual de Däniken sus escritos han conseguido cautivar el intereses por estos temas enigmáticos.

Hasta el momento no he encontrado algún estudio profundo sobre el monolito, excepto referencias en publicaciones en la web (ver referencias). En lo que si debe tener razón Fonck es que estos restos arqueológicos deben ser antiquísimos.

REFERENCIAS EN LA WEB


Aparte de encontrar fotos del monolito y referencias en varios sitios, encontré referencias en varios documentos en formato PDF, varios de ellos correspondiente a estudios, alguno solicitados por empresas que para intervenir el entorno, necesitan que se demuestre que su faenas no van a dañar el patrimonio arqueológico.

Por ejemplo en el Informe de Arquelogía para el Proyecto «Parque Futangue» en la Comuna de Futrono, se mencionan estudios del investigador Maurice Van Maele, quien entre otros trabajos hizo un levantamiento de peñascos y petroglifos de Río Bueno. En dicho informe en la página 7 aparece el siguiente texto:

«Otra referencia que resulta relevante en la región, es la presencia de arte rupestre o grabados parietales
(Van de Maele 1966). En la segunda terraza sur del río Bueno (20 km al este de la ciudad homónima), en el sector Cachillahue, se emplaza un bloque de granitoide de 2,7 x 2,1 m, en la que es posible observar grabados realizados por piqueteo y raspado, descritos como motivos geométricos. El panel norte presenta “5 círculos, 3 de ellos concéntricos, 5 pares de curvas catenarias invertidas, 3 curvas catenarias invertidas /.../ el panel presenta un número ambiguo de motivos, ya que si bien se compone de varias figuras geométricas, la combinación de ellas puede formar un motivo mascariforme o antropomorfo en su sección izquierda (desde el punto de vista del observador), lo que reduciría el número de motivos. Por otra parte, el panel presenta dos orientaciones generales, lo que ha incidido en la constatación de la presencia de yuxtaposición, ya que fueron considerados como dos conjuntos motivos distintos, el ya descrito como mascariforme, y otro sin figura definida que está en la sección derecha del panel; pueden conformar un solo motivo, pero se optó por considerarlos como yuxtapuestos para destacar la posible intención de recrear un rostro o máscara (García 2007); mientras, en el panel sur se observó: “2 triángulos, 1 cruz, 3 conjuntos de par de curvas catenarias invertidas /.../ los motivos son muy difíciles de apreciar o distinguir. Podemos sí distinguir junto a una cruz, dos triángulos, uno de cuerpo lleno, junto a curvas catenaria invertidas, todas figuras abstractas equiparables a fosfenos” (Op. cit.). Cuatro metros al oeste se encuentra un segundo bloque pequeño, con un motivo geométrico de “círculo alargado de surco muy profundo que se orienta a completamente a cenit” (Op. cit.).»

Maurice Van de Maele fue un aventurero belga, radicado en Chile, que se dedicó a preservar el patrimonio histórico del Sur de Chile. El Museo de Valdivia lleva su nombre y según me contó un Antropólogo que conocí mientras estudiaba en la Universidad Austral de Valdivia, en este museo están los informes de Van de Maele, los cuales incluyen fotos. Me queda la tarea de ir a solicitar dichos documentos para por lo menos poder leerlos, y me autorizan digitalizarlos. De Van de Maele es la única foto más antigua que he encontrado en al red del monolito.

Grabados de Cachillahue, panel norte del bloque de mayores dimensiones. Fotografía original de Maurice
Van de Maele (1966).

En el informe para el Proyecto «Parque Futangue» se dice que Van de Maele cuenta que se realizaron excavaciones en torno al Petroglifo, no se registró material cultural asociado a los bloques. Sin embargo los investigadores Mera y Munita el 2007 si encontraron material cerámico y lítico disperso en las superficies aledañas a los bloques. A continuación se muestran algunas imágenes pertenecientes al informe antes mencionado.

Materiales culturales (cerámicos y líticos) del sitio arqueológico Cachillahue, asociados a los
bloques con arte rupestre.

Fragmento cerámico inciso registrado en el sitio arqueológico Cachillahue.

Sitio arqueológico con arte rupestre Cachillahue. Fotografía de su condición en mayo del 2007.

Sitio arqueológico con arte rupestre Cachillahue. Fotografía de su condición en mayo del 2007.

Leyendo este y otros informes me di cuenta que me faltó observar más en los alrededores y que tendré que visitar de nuevo el lugar y otras localidades de la zona, ya que en los alrededores hay más material arquelógico. Como muestra pueden ver las siguientes imágenes que aparecen en el informe antes mencionado:

Ojo de Coique

Piedras Tácitas de Futrono

Fragmento Cerámico de Isla Huapi

ÑGEN MAPU KINTUANTE Y LA REPRESA OSORNO


El sector donde se emplaza el monolitos es parte de los terrenos sagrados de los Mapuches, pues a lo largo del río Pilmaiquen desde tiempos inmemoriales habita Kintuante y Kilen Wentru, los espíritus protectores del río, del territorio y sus habitantes.

A través del Pilmaiquén viajan los espíritus que protegen a los miembros de la comunidad cuando están enfermos, que proveen a los machis de hierbas medicinales y les ayudan a tener una buena cosecha.

Lamentablemente en este mismo sector, la hidroeléctrica Osorno ha comenzado a construir una represa que inundará más de 18 km de territorio, dejando así bajo agua la morada de Ñgen Mapu Kintuante y los más de 15.000 años de armónica convivencia entre pueblo mapuche y este lugar sagrado.

La construcción de la represa constituye así mucho más que un simple ataque al medioambiente, representa un atentado a la religiosidad mapuche, porque amenaza la continuidad de sus prácticas rituales y con esto su existencia como pueblo.

Probablemente Cachillahue, donde se encuentra el monolito no será inundado, pero si otros lugares con valiosa información arqueológica y ancestral que podrían ayudar a resolver el enigma del petroglifo.

El atropello que genera a la cultura mapuche la instalación de esta represa, ha provocado que parte del pueblo Mapuche se levante para impedir que se ocupen sus tierras sagradas, lo cual no ha estado ajeno a conflictos con autoridades, la ley y las fuerzas de orden. No me voy detener a explicar en detalle este problema, pero los invito a ver el documental TERRITORIO SAGRADO: Por la Defensa del Ngen Kintuante [https://www.youtube.com/watch?v=ot94SMiVY80] que resume tanto la importancia religiosa de esos terrenos, como el los conflictos que se han generado en torno a la contrucción de la represa.

LEYENDAS


En el sitio de turismo Secreto del Sur de menciona que existe una leyenda asociada al Petroglifo de Río Bueno petroglifo que en la época, los indígenas desaparecían al llegar al lugar ante el desconcierto y estupor de los españoles, decían que debajo de la piedra grande, existía un corredor, que permitía a éstos pasar por debajo del río hacia la otra orilla.

Maurice van de Maele descubrió que los indígenas tenían un truco para cruzar el correntoso río. Habían colocado grandes piedras en el lecho del río, a modo de puente sumergido, de esta manera, conociendo dónde estaban estos escalones sumergidos, podían aventurarse en el río y escapar de los españoles que nunca fueron capaces de descubrir el engaño, y probablemente lo convirtieron en leyenda.

Jimena Jerez, otra amiga antropóloga de la UACh, quien me facilitó material para este ensayo, me contó además que al otro lado del río, hay otro monolito similar... más razones para visitar de nuevo la zona!!!

POSIBLE SIGNIFICADO DE LOS DIBUJOS EN EL MONOLITO


Según algunos investigadores este tipo de arte lítico se debe a la influencia Inca que se extendió a través de los Diaguitas hasta la zona de Río Bueno, de ahí la presencia por ejemplo de piedras tacitas en el sector.

Fonck interpreta los dibujos en el monolito como una cara, sin embargo embargo al ser 3 círculos no podría ser una rostro, a menos que fuese una criatura de 3 ojos. Estos 3 círculos si los extendiéramos en una superficie lucirían así:


Mostré ese dibujo en el grupo de Facebook «Aprender Mapudungun» para ver su alguien reconocía en él algún motivo mapuche, pero lo único más interesante fue que alguien dijo eso representaba una Zona de WiFi Mapuche.

Ya que Fonck especuló tantas cosas, me siento también con el derecho a especular que esos 3 círculos representan 3 soles, 3 estrellas. Los que vivimos en sl sur de Chile estamos habituados a ver en las noches de verano (febrero ) mirando hacia el Oeste una fila de 3 estrellas brillantes conocidas vulgarmente como «Las Tres Marías» y que corresponden a las 3 estrellas del «Cinturón de Orión» (Alnitak, Alnilam y Mintaka). Se me ocurrió que quizás durante el We Tripantú en junio, estas estrellas podrían verse en la noche, pero ni aunque retrocediéramos varios miles de años, en junio es imposible verlas, por que se posicionan el en cielo como a las 16 hrs. aproximadamente, por lo que son enmascaradas por las luz del día.

Entonces quizás este monolito, suponiendo que los 3 círculos corresponden a una representación del «Cinturón de Orión», correspondería a algún culto veraniego.


Cristóbal Punolef Curipangui, miembro del grupo «Aprender Mapudungun» sugiere que los 3 círculos representar los planetas mercurio, venus y tierra (u otra triada de planetas) con sus respectivos cinco niveles atmosféricos o pisos cosmovisionales, tres círculos que irradian algún tipo de energía.

Fonk también supone que podrían representar el Sol, la Luna y a Venus, pero como en otras ocasiones también insiste en relacionar las culturas antiguas con el cristianismo diciendo que podrían igual representar la Trinidad.

Fonck y Van de Maele mencionan una roca con marcas de pisadas a las cuales Fonck les da el significado de un ser que se dejó estas huellas como recuerdo de su presencia en esta tierra para generaciones futuras.

Un investigador argentino, llamado Argentino Demetrio Charalambous, viajó a ver el Petroglifo de Río Bueno, y lo incluyó en uno de sus videos relacionados con la América Incógnita. Charalambous tiene harto material interesante relacionado con cultura lítica en Latinoamérica. Entre otras cosas tiene varias referencias de marcas en rocas que asemejan huellas de pies y Charalambous dice que todas estas huellas corresponderían al culto de un personaje llamado «Marepuantû», que es conocido con diferentes nombres en Latinoamérica. No se por qué, pero Charalambous borró el video de su cuenta de Youtube. Afortunadamente lo había descargado la primera vez que lo vi, y me sirvió para usarlo de referencia.

A continuación algunas capturas del video de Charalambous:

Piedra con marca en forma de huella conservada en el Museo de Valcheta en la Provincia de Río Negro, Argentina

Otra piedra con una huella, proveniente de Valcheta y conservada en el Museo de la localidad de Darwin también en la Provincia de Río Negro, Argentina

Demetrio Charalambous y el Petroglifo de Cachillahue

Pisada cerca del Petroglifo de Cachillahue (que yo no vi)

Quizá la existencia de esta marca que asemeja la de la huella de un pie, podría darle coherencia a que a que Fonck denomine como Namuncura (Pie de Piedra en Mapudungún) al monolito.

Pueden ver el canal en Youtube de Demetrio Charalambous en https://www.youtube.com/channel/UCPhvMZfj7Bgg5ln46JNPLsg

Sobre el personaje que menciona el argetino, bien poco he encontrado. En el sitio La espiritualidad indígena y la libertad de cultos (http://indigenas.bioetica.org/mono/inves31.htm) se dice que según la cosmogonía Mapuche, antes del diluvio hubo otras humanidades en donde el Divino Maestro les transmitió el Conocimiento Espiritual. Esos sujetos que fueron depositarios del saber luego de la catástrofe fueron llamados Renû. Un grupo de ellos formó el Trawn (asamblea o agrupación) de 12 miembros para preservar ese saber y vivir acorde a las enseñanzas del Maestro Marepuantû.

Si alguien tiene más información de Marepuantû, se la agradecería.

IMPORTANCIA DE ESTE TIPO DE RESTOS ARQUEOLOGICOS


Creo que la a la mayoría nos enseñaron en el colegio que en Chile no hay cultura lítica, que no se hizo algún tipo de construcciones de piedra, pero este tipo de restos demuestran lo contrario. Es una lástima que sean poco conocidos este tipo de restos, y lo digo en plural por que tengo antecedente de más restos líticos a lo largo de Chile, que espero en un futuro no muy lejano visitar.

Fonck comenta que un pueblo que posee una lengua tan rica en términos y que permite expresar ideas abstractas, debió haber en otros tiempos una civilización más avanzada técnicamente, y que quizás sufrieron un desastre natural (el diluvio) y que los llevo a una estado más primitivo, pero conservando su lengua, y que fue el estado en que los conocieron los conquistadores europeos.

Quizá tenga algo de razón y los mapuches provengamos de otra cultura extinta. Aunque todo eso es un punto de vista de acuerdo a los cánones de progreso de nuestro mundo "moderno". Además gracias a sitio como Monte Verde cerca de Puerto Montt, se ha demostrado que ya existían habitante hace más de 20 mil años, y e probable que de aquel entonces hasta ahora, se hayan desarrollado culturas que se han perdido en el tiempo.

Es lamentable que no hayan mayores estudios sobre este tipo de restos, y que más encima vayan a ser intervenidos por el progreso, con el peligro de perder material valioso si estos terrenos son intervenidos sin respeto por nuestro patrimonio arqueológico.

Como ya dije hay mas cultura lítica en otros punto de Chile, e incluso las famosas huellas de pisadas se pueden encontraren otros rincones de nuestro territorio, pero eso será otro capítulo de mis aventuras...

SELECCION FOTOS










Quizás esta es la huella que describió Fonck y que muestra en el video Charalambous


La roca más pequeña de la derecha igual tiene dibujada una especie de huella con un diseño similar a la marca de que deja un neumático

Comparen estas marcas con la de la foto (más arriba) del fragmento cerámico de Isla Huapi



Supuestamente en este costado del monolito hay unas inscricipciones. Mirando de cerca la roca se nota que hubo unos dibujos, pero el paso del tiempo los ha borrado casi por completo


Este orificio me llamó la atención, supongo que es natural.

Junto al monolito hay otra roca más pequeña que tien una elipse tallada. Según los informes arquelógicos que encontré en la red, hay más rocas con este tipo de marcas en el sector.



otra imagen de las roca con marcas tipo neumático.




El monolito está montado sobre otras rocas pequeñas. Traté de observar lo mejor posible si bajo el petroglifo había algun tipo de entrada como la que imaginó Fonck.


Este amiguito se econdió debajo de la roca con la elipse, pero logré que posara para mi. Angélica dijo que quizá esta lagartija negra tenía algún significado relacionado con el lugar. En la brujería chilota la lagartija representa la sabiduría. ¿Alguna manifestación de un Ngen que nos quiso acompañar en esta aventura?



Pueden ver estas fotos y el resto del set a alta resolución en Flickr: https://www.flickr.com/photos/bufoland/sets/72157644705837486/

REFERENCIAS


FRAGMENTO DEL LIBRO CONSTRUYAMOS ARCAS QUE HABLA DE DEL NAMUNCURA

CONSTRUYAMOS ARCAS Oscar Fonck Sieveking Primer Capítulo Prehistoria de nuestro país páginas 24 -32

Por una de esas casualidades, tan útiles para la investigación del pasado, supe de un curioso monumento existente en un fundo en las cercanías de Río Bueno. Invitado por don Juan Duhalde al fundo de su señor padre, hice un viaje especial para estudiar este hallazgo tan misterioso, tratar de establecer su origen,el pueblo que lo originó y su significación. En 1956 efectué el viaje a La Unión, siendo cariñosamente recibido en la casa solariega de los Duhalde. Cada vez que el mal tiempo lo permitía, íbamos Juan Duhalde y yo al lugar donde se encontraba este monumento, único recuerdo de alguna tribu indígena desaparecida hace muchos años. Se trataba de un enorme pie de piedra.

A primera vista parecía una especie de rectángulo de piedra redondeado en sus ángulos superiores. La parte delantera estaba decorada con tres círculos, los que en su parte superior eran coronados por cinco semicírculos concéntricos. A primera vista esta gran roca esculpida daba la impresión de una cara con tres ojos, impresión reforzada por unas líneas colocada entre las circunferencias hacia abajo, que podían ser interpretadas como narices.

En la parte posterior se perfilaban claramente signos jeroglíficos, como también la figura de un águila con las alas desplegadas. Yo me encontraba realmente asombrado. Todos los científicos y arqueólogos habían estado de acuerdo, hasta hace poco tiempo, de que en Chile existían piedras escritas en la zona Norte y que la influencia de los Incas había llegado solamente hasta el río Maule, por lo que el sur del país no presentaba un campo interesante para investigaciones arqueológicas. Y yo me encontraba ante un monumento que presentaba el aspecto de ser sumamente antiguo , ya que las figuras cinceladas en la roca tenían sus aristas completamente redondeadas. El sol, la lluvia y los vientos debían haber demorado miles de años para redondear los cantos de las figuras y de los jeroglíficos en tal forma.

Qué edad puede atribuirse a este Monumento? Los primeros monumentos mayas se remontan, según parece, a unos 4000 años. La puerta del sol de Tiahuanaco se calcula en unos 11.500 años de edad, y aquí se encontraba un grabado que daba la impresión de ser muy antiguo y primitivo. Estas preguntas exigían una urgente respuesta y es así que pusimos manos a la obra. Unos obreros agrícolas del fundo comenzaron a excavar alrededor de la roca, con el objeto de poder formarnos una idea precisa de su tamaño y forma. Cuando pudimos limpiarla,separando los boldos y las quilas y despejando la base de tierra y malezas, fue mayor mi asombro. No se trataba de una roca rectangular con las esquinas redondeadas. Era un gran pie de piedra, que en la parte delantera de su tobillo trunco llevaba los círculos, mientras que en la parte posterior ostentaba los ideogramas o letras primitivas, con la efigie del águila.

Los indios Araucanos tienen un nombre específico par esta clase de monumentos: namuncura, lo que significa, literalmente traducido: pie roca, o sea, roca en forma de pie. Entre las familias araucanas actuales existe todavía el nombre de familia “Namuncura” . Probablemente un antepasado remoto de esta familia se encontró sepultado debajo de este monumento tan curioso, tal vez único en el mundo entero.

Este namuncura se encontraba empotrado, como última roca de una serie, en una pequeña quebrada a flor de tierra. Estaba a la vista que habían sido numerosas las tentativas en los últimos siglos , de levantar la roca, para buscar algún tesoro. El gran peso de la misma había impedido probablemente todas las tentativas. Los obreros agrícolas que trabajaban con pala y chuzo para despejar el terreno, aseguraban que esa roca había estado allí desde que el mundo era mundo. Estaban incluso dispuestos a apostarlo.

Yo, por mi parte, les hacía ver que en el fundo no hay ninguna cantera y que la roca habría tenido que ser transportada de algún lugar lejano hasta allí. Los obreros sonreían picarescamente y seguramente hicieron ciertos movimientos con el dedo índice ala altura de la sien, como para indicar que yo me encontraba totalmente chiflado. Insistí en que iba a poderles demostrar que la parte inferior del pie de piedra estaría totalmente plana, o sea, preparada especialmente para su transporte por medio de rodillos.

Al día siguiente, se llevó un tractor grande con su respectivo cable de acero, con el cual fue posible arrancar de su posición milenaria a ese misterioso vestigio de una época prehistórica, aún desconocida para la ciencia. Medía desde el talón hasta la punta , unos 3,50 metros de largo. La altura daba 1,80 metros en su parte más elevada. El peso fue calculado en aproximadamente 3000 kilos. Estaba colocado en una especie de losa de cemento, durísima , formada por arena y piedras redondas, tan dura que los obreros dudaban que jamás persona alguna hubiera podido penetrar a través de ella.

Ilustraciones de Oscar Fonck

Como yo había supuesto, la parte inferior del namuncura era apropiada para ser transportada, pues estaba formada por dos planos que formaban entre sí un ángulo obtuso. Uno de estos planos descansaba sobre la losa de cemento o de tierra endurecida, mientras que el otro era soportado por unas rocas menores.

Los obreros se convencieron de que yo había tenido razón, pero insistían en que la loza no era producto de la mano del hombre. Posteriormente pude establecer que su grueso era de aproximadamente treinta centímetros, cubriendo una fosa que contenía una especie de tierra de color ocre, entre la cual había piedras trabajadas, o sea piedras planas, partidas a lo largo de su espesor menor, una de ellas con un círculo en bajo relieve.

Desgraciadamente, la semana que había tenido a disposición para esta investigación, ya había terminado, por lo que no pude presenciar las fases siguientes de la excavación, la que no dio mayores resultados, por lo que el Namuncura fue colocado de nuevo dentro de la depresión de terreno en que anteriormente se encontraba, en espera de una nueva investigación con métodos más científicos y con el tiempo suficiente como para darle término en forma definitiva.

Llegado a Santiago, seguí estudiando el enigma del namuncura. Después de consultar libros y textos de estudio llegué a la convicción de que los tres círculos del anverso representa al Sol, la Luna y a Venus, o a la santísima trinidad, mientras que los cinco círculos significan “ cielo “.

Otro aspecto interesante de esta tumba debe ser mencionado. Detrás del namuncura existe una roca rugosa, de superficie bastante plana, más o menos redonda y de aproximadamente 1,60 metros de diámetro. En la parte superior de esta roca han sido grabadas las huellas de un pie derecho, en seguida, a distancia de un paso, ya en el canto redondeado de la roca, una nueva huella, pero del talón del pie que resbala y deja así una pequeña depresión en la misma. El simbolismo profundo que encierran esas tres huellas, podría formularse así: “Oh, tú, que has dejado tan profundas huellas sobre esta tierra y aún sobre la dura roca, has caído y reposas en esta tumba, debajo de un gran monumento en forma de un gigantesco pie que eterniza así tus grandes proezas y tu fama. Las generaciones venideras se detendrán ante tu tumba para recordarte con veneración”.

Investigaciones posteriores me permitieron establecer que antiguamente vivía en Río Bueno una tribu Cunco, considerada la única de pieles rojas en Chile. Ella debe haber sido la que dejó cincelada en piedra y en madera el águila de las alas desplegadas, tanto sobre los dinteles de sus casas,como sobre los rústicos maderos de sus cementerios.

Cuando el conquistador Pedro de Valdivia llegó a Río Bueno en compañía de sus valientes hidalgos, quedó tan impresionado por el águila de las alas desplegadas, que aparecía por todas partes, que llamó “Nueva Imperial”a esta provincia del Nuevo Mundo”.

Era comprensible el asombro de don Pedro de Valdivia, ya que los reyes de España, tanto Carlos V como Felipe II, llevaban en sus escudos de armas al águila de las alas desplegadas. Por consiguiente, él consideró que la divina providencia había preparado de antemano este obsequio a los reyes de España, marcándolo con el símbolo característico de su poder.

Que la fosa debajo del namuncura haya estado llena de tierra color ocre, refuerza en mí la idea de que han sido pieles rojas los que allí vivieron. Varios investigadores insisten en asegurar que la tierra color ocre y también tierra roja eran sagradas para ciertas tribus autóctonas americanas.

Siento no haber podido dar término en forma científica ala excavación de Río Bueno, ya ya que habría sido interesante haber encontrado los huesos del cacique allí sepultado, y haber establecido si existían objetos de uso diario, armas, collares primitivos y vasijas de arcilla dentro de la fosa. Ello habría facilitado el establecer raza y procedencia de estos indios misteriosos.

Desgraciadamente, esta tumba señalada en forma tan extraordinaria, debe haber despertado la codicia de todas las tribus cercanas, como también de los españoles. Un forado hecho en el cemento a un costado de la base del namuncura hace suponer que hace siglos ya habían penetrado individuos a esta tumba, llevándose lo que pudo haber habido dentro de ella . Es por esto que la excavación no dio el resultado esperado.

Lo que es más notorio en este antiquísimo monumento, son los jeroglíficos, que por desgracia están bastante borrados por la acción de lluvia, sol y viento, a través de milenios,lo que dificulta su identificación y lectura.

Las ilustraciones 7 a 10 presentan el monumento visto de costado, de atrás y de adelante. Empleando la tabla de comparación de alfabetos antiguos (Ilustración11), pudo deletrear lo siguiente: “Pave zi nu sad”.Tal vez exista un error en esta interpretación, pero algunas de las letras están bien claras, en especial el triángulo que representa la D. Supongo que las letras de arriba son de época más reciente, ya que las figuras esculpidas más abajo son aún más borrosas y tienen más bien el carácter de pictogramas.

Las circunferencias de la parte anterior deben ser igualmente muy antiguas, por toda su conformación. Por desgracia no existe ningún indicio que permita establecer la antigüedad de este monumento megalítico , pero debe haber sido esculpido miles de años antes de nuestra era cristiana. La única manera de fijarle fecha sería con carbón 14, siempre que se encontraran restos debajo de una de las rocas más pequeñas. Estos enigmáticos restos de una cultura megalítica sudamericana deberán ser estudiados algún día en forma exhaustiva para establecer sus orígenes, los cinco semicírculos colocados sobre las tres circunferencias podrían ser una especie de precursor de los meandros, ya que en ambos casos deben simbolizar el “cielo” lo mismo que en Asia, Europa y en otras partes de América.

Las personas que nos legaron este curioso monumento en forma de un pie humano, tienen que haber tenido cierta cultura, ya que adoraban los astros, sabían transportar enormes bloques de piedra desde largas distancias, los sabían esculpir y colocar en el punto que más les agradaba. Además ya usaban signos pictográficos y jeroglíficos.

Deseo mencionar especialmente que en el fundo del señor Duhalde existen muy pocas rocas. Canteras podrían encontrarse tal vez hacia la cordillera,pero a muchos kilómetros de distancia. Está a la vista que la roca que sirvió para esculpir el namuncura tuvo que sufrir un transporte prolongado, lo mismo que las demás rocas,para formar este pequeño cementerio tan lleno de aspectos sentimentales y religiosos, de alguna religión pagana desaparecida. Es evidente que debajo de las rocas menores igualmente se encuentren tumbas, probablemente más primitivas, de aquel pueblo misterioso. Solamente una nueva investigación, hecha prolijamente,permitiría resolver este enigma del pasado.

Los cinco semicírculos concéntricos se encuentran a menudo sobre cerámicas antiguas.

Hermann Leicht dice, en su “Historia del Arte del Mundo”, que los seres humanos que vivieron antes del diluvio, o sea antes de la última época glacial, ya sabían pintar y dibujar figuras artísticas sobre las paredes de sus cuevas. Ellos vivieron, aproximadamente , hace unos 20a 30.000 años. Usaban utensilios sencillos de huesos y piedra y pintaban sus cuerpos con un color ocre. Sus tumbas ya llevaban obsequios rituales.

Los indios Cuncos de Nueva Imperial, Río Bueno, se encontraban en un nivel cultural análogo. Se pintaban igualmente con ocre y hacían dibujos primitivos sobre piedra.

¿Habrán tenido ya conocimientos suficientes como para hacer observaciones astronómicas? ¿Puede suponerse que hayan sido incultos, si ya conocían el concepto de cielo y resurrección? En general se habla de civilización, cuando un pueblo llega a la palabra escrita. Estos indios indudablemente ya la conocían.

¿Puede suponerse que nuestra civilización a comenzado a desarrollarse recién después de la última época glacial? ¿ O ha habido un auge cultural ya antes de la misma, el cual fue aniquilado por los trastornos producidos por la terminación de esa época, quedando del mismo solamente el resabio de los idiomas ya formados, de las religiones fundamentadas sobre la idea metafísica de una resurrección y de ciertos preceptos morales que podían influir en el desarrollo más rápido de una nueva civilización?

Que los indios Araucanos de Chile hayan conocido una época, en la que convivieron con una tribu más culta, o que ellos mismos hayan contado con una civilización superior, está a la vista. Lo demuestra los escritos del sacerdote y escritor español Cristóbal de Molina. Este destacaba ya en 1952 que la lengua araucana posee conceptos abstractos que los indios de aquella época no comprendían y no sabían aplicar. Este lenguaje, añadía, posee una estructura armoniosa y una riqueza de expresión y de modismos dignos de destacarse. Molina afirma que los araucanos son remanentes de un pueblo de gran cultura y seguramente muy poderoso.

Esto demuestra nuevamente que el destino de los pueblos es el de llegar a cierto grado de desarrollo intelectual y de madurez, para ser despeñados por la fuerza de los acontecimientos a situaciones menguadas, o para desaparecer totalmente. Si los acontecimientos privan a un pueblo de la palabra escrita, ello significa que perderá en cortas generaciones la mayor parte de la civilización alcanzada.

Los araucanos tejen alfombras, es decir, choapinos de lindos colores, que muchas veces llevan figuras y signos que asemejan pictogramas primitivos. Personalmente afirmo que este pueblo valeroso y de costumbres viriles ha poseído en el pasado una civilización mayor, la que perdió con sus eruditos, conocedores de su escritura.

----------------------------------

MISTERIOSO DESCUBRIMIENTO EN CHILOÉ (SERGIO FRITZ ROA) | http://geografiasacra.blogspot.com/2010/12/misterioso-descubrimiento-en-chiloe.html

Informe de Arquelogía para el Proyecto «Central Hidroeléctrica Florín» | https://www.e-seia.cl/archivos/14___Anexo_XIV____Informe_Arqueologia.pdf

Informe Arqueológico para el Proyecto «Parque Futangue» | https://www.e-seia.cl/archivos/Informe_Arqueologico_Proyecto_Parque_Futangue.pdf

Maurice van de Maele | http://es.wikipedia.org/wiki/Maurice_van_de_Maele

Kayak por el Río Bueno | http://www.secretosdelsur.cl/index.php/kayak/57-kayak-por-el-rio-bueno

Dra. Ana María Julio Arias: «La arqueología es la forma de mantener el romanticismo en mi vida» | http://www.savalnet.cl/mundo-medico/entrevistas/10334.html

La espiritualidad indígena y la libertad de cultos | http://indigenas.bioetica.org/mono/inves31.htm

Canal en Youtube de Demetrio Charalambous | https://www.youtube.com/channel/UCPhvMZfj7Bgg5ln46JNPLsg

En Busca del Moai Chilote | http://bufoland.blogspot.com/2010/12/en-busca-del-moai-chilote.html

Mapa de ubicación del Petroglifo de Cachillahue

TERRITORIO SAGRADO: Por la Defensa del Ngen Kintuante [https://www.youtube.com/watch?v=ot94SMiVY80]

«Muchas Gracias a Angélica Ruiz, pues gracias a ella pude encontrar el Petroglifo de Cachillahue»

1 comentario:

wuñelfe dijo...

MUY INTERESANTE, te invitamos a visitar nuestro sitio www.tacitas.cl

Y nuestro blog de noticias http://tacitas.blogspot.cl/

Nos interesa mantener contacto


Saludos